Archivo Histórico-Web Nueva

El Archivo Histórico de la UNT conserva gran parte del patrimonio cultural de nuestra Universidad

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page

Ejemplares del diario universitario “El trópico”, o la primera acta manuscrita del año 1913 se conservan en el edificio. Las tareas que realizan sus trabajadores consiste en la recuperación del material histórico de las distintas dependencias universitarias.

El prestigio de una institución se define por sus profesionales, el aporte de su conocimiento al medio en el que está inserta, originando así algunos cambios que permitan una mejor calidad de vida. En tal sentido, es el legado de sus antecesores, lo que ubica a la Universidad Nacional de Tucumán como una de las más importantes casas de estudios superiores en el país.

El Archivo Histórico de la UNT es una de las piezas fundamentales en lo que respecta al cuidado y preservación del patrimonio cultural de la Casa de Juan B. Terán.

“Surgió a iniciativa del doctor Florencio Aceñolaza, en la gestión anterior del rector Juan Cerisola. Coincidimos en la importancia del rescate de la documentación de archivos que tiene nuestra Universidad”, recuerda Walter Soria, quien es profesor de Historia y está a cargo del AHUNT.

El Archivo cuenta con distintas secciones. “La principal es el área documental, que es la que rescata, limpia, clasifica y ordena el material. Luego tenemos una sección que es la de Historia Oral, que va tratando de generar un archivo a partir de entrevistas con personalidades, miembros de la comunidad universitaria que tienen una gran trayectoria, tratando de hacer un reservorio de la historia reciente a partir de sus relatos”, detalla Soria.

La tarea que realizan los trabajadores del AHUNT está centrada en la recuperación del patrimonio histórico documental que se encuentra distribuido en distintas dependencias. “Hay una cuestión que es lógica: la administración produce documentación. Tiene una gran cantidad de archivos activos. Con el tiempo también van generándose archivos de carácter inactivo”, precisa.

Vale aclarar que, por cuestiones de criterio, se establece la actividad o no de un archivo en los 10 años de uso. Eso no significa que la documentación que no cumpla con ese requisito no tenga valor administrativo legal. “En estos casos se elabora con la dependencia un protocolo de traslado a determinar”, explica Soria.

En el AHUNT encontramos recortes periodísticos de la Universidad, desde 1920 hasta 1950. Un tomo del diario “El Trópico”, que era el diario universitario del período del rectorado de Horacio Descole y que es la continuidad de “El Orden”. También se encuentran una cantidad de legajos de los primeros miembros de la comunidad universitaria, entre ellos Juan B. Terán. Además cuenta con la primera acta de 1913 escrita de puño y letra, en una reunión de un ministerio de la provincia ya que, cuando se crea la Universidad, era provincial (recién en 1921 será nacional). “Después tenemos un importante fondo de YMAD, que son documentaciones que acercó el doctor Florencio Aceñolaza, de parte de la colaboración de la familia del doctor Daniele, colaborador de Peirano. Una parte de lo que fue una vieja oficina de asuntos mineros”, agrega.

El AHUNT funciona en el Ayacucho 491, en el segundo piso. Los horarios de consulta son de lunes a viernes de 8 a 13. En tanto que los lunes, martes y jueves también permanece abierto para todo público, de 14 a 20. “Los horarios que se destinan a la tarde son de trabajo interno”, finaliza Soria.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page