Alicia Bardón durante el acto de conmeración de los 50 años del Institutuo de Bioelectrónica-web

La Rectora encabezó los festejos por el 50ª aniversario del Instituto de Bioelectrónica

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page

La prestigiosa institución depende de la Facultad de Medicina y creó el primer marcapasos cardíaco en Sudamérica. Mañana y el viernes habrá mesas paneles y conferencias a cargo de expertos en ingeniería biomédica.

El Instituto de Bioelectrónica (IBE), reconocido a nivel internacional por ser pionero en Sudamérica en el desarrollo del primer marcapasos cardíaco y en el diseño del primer corazón pulmón artificial comenzó los festejos por sus Bodas de Oro. El acto tuvo lugar en la sede del Instituto ubicado en el Centro Herrera y fue encabezado por la rectora, Alicia Bardón; el decano de Medicina, Ricardo Zelaya y el director del IBE, Federico Pelli Noble.

En la oportunidad, Bardón señaló que el Instituto de Bioelectrónica “es un orgullo para la UNT porque fue el centro de desarrollos e investigaciones muy importantes. Es un emprendimiento exitoso donde participan médicos e ingenieros que buscan dar respuestas a la sociedad y mejorar la calidad de vida de la gente a través de desarrollos médico- tecnológicos”. Agregó que el equipo del IBE entendió la necesidad de trabajar en forma transdisciplinaria y son un ejemplo de integración y trabajo conjunto.

Por otro lado, el decano de Medicina manifestó que el IBE marcó tendencia en cuanto a la integración de equipos interdisciplinarios que trabajan en investigación, docencia y extensión. A su vez, Zelaya informó que los creadores del Instituto, el doctor Fernando Martínez Corvalán y el Ingeniero, Luis Rocha, “fueron adelantados en su época y su desarrollo más destacado fue el corazón pulmón artificial que luego derivó en los modelos más avanzados que se conocen hoy”.

El decano de Ciencias Exactas, Sergio Pagani, facultad de la que depende la carrera de Ingeniería Biomédica, destacó el prestigio del Instituto y aseguró un futuro promisorio para la institución en el desarrollo de áreas como la ingeniería de tejidos, la reproducción celular y el uso de simuladores para la educación. En tanto que, el director del IBE sostuvo: “hoy celebramos todo lo que hicimos en estos 50 años realizando investigaciones, transferencia, docencia y extensión a la comunidad”.

El ingeniero, Máximo Valentinuzzi, quien recibió el Premio Konex 2013 por su aporte en el área de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y quien fue designado Profesor Emérito de la UNT también participó de los festejos. Afirmó que “lo que está por venir es más revolucionario todavía porque la biomedicina está en contacto con todas las disciplinas y va generando nuevas ciencias como la neuroingeniería, la ingeniería de tejidos y la ingeniería genética”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page