neurociencia

Tucumán tendrá el primer laboratorio para el estudio de enfermedades como el Alzheimer y Parkinson

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page

Investigadores de la UNT junto a especialistas franceses trabajan en un proyecto conjunto para instalar una unidad ejecutora, única en el NOA.

Las enfermedades neurodegenerativas, son patologías que provocan alarma en la comunidad científica nacional e internacional. El Parkinson y el Alzheimer son las más frecuentes y los medicamentos disponibles en la actualidad alivian los síntomas, pero no son curativos ni evitan la progresión de estas enfermedades. En efecto, la OMS considera que hay más de 32 millones de individuos en el mundo que padecen estas patologías y esta cifra se duplicará en la próxima década debido al envejecimiento poblacional. Por ello, buena parte de la comunidad científica está actualmente abocada a encontrar las bases moleculares de estas enfermedades para poder diseñar nuevas estrategias terapéuticas.

En Tucumán, existe un grupo de investigadores, liderados por la Dra. Rosana Chehín, directora del Grupo de Biofísica de Proteínas del INSIBIO (Instituto de doble pertenencia de la UNT y el Conicet) que impulsa la creación del Primer Laboratorio para el Estudio de las Neurociencias en nuestra provincia. El proyecto prevé la instalación de un centro de alta complejidad que trabajará en conjunto con universidades francesas.  Se trata de un consorcio científico formado por investigadores de la UNT, Universidad de Paris XII (Francia), Universidad Pierre et Marie Curie (Francia) y la Universidad de Sao Paolo (Brasil) quienes descubrieron que ciertos azúcares complejos poseen actividad neuroprotectora y son capaces de neutralizar en cultivos celulares las moléculas que inducen la muerte de neuronas.

Estos resultados, fueron publicados en importantes revistas internacionales del área e impulsaron a estos investigadores a institucionalizar sus colaboraciones. De esta manera, pensaron en la creación de un laboratorio internacional, capaz de dar continuidad a estos promisorios estudios.

De la iniciativa forman parte las doctoras Rita Raisman-Vozari-Especialista egresada de la UNT y Directora de investigación del ICM, un instituto que pertenece al Centro Nacional de Investigación Científico de Francia- y Dulce María Papi-García, profesora e investigadora en la Universidad de Paris XII. El laboratorio se instalará en Tucumán y permitirá disminuir la profunda brecha científico-tecnológica que existe en nuestra región en relación al área central de nuestro país. Si bien la neurociencia es un área de vacancia en el NOA, las especialistas afirman que hay investigaciones desarrolladas por profesionales tucumanos que alcanzaron prestigio a nivel mundial. “Los recursos humanos están y son de excelencia”, sentencia Raisman. “Estamos buscando el mejor lugar-y el más adecuado- para instalar un laboratorio competente, acorde a las exigencias internacionales”. Para ello tramitan subsidios ante el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación con el objetivo de conseguir financiamiento para la compra de equipamiento. “Esta es una idea, dirigida por la Dra. Chehin, que busca contribuir al conocimiento y al desarrollo de nuevas técnicas para el tratamiento de estas enfermedades”, agrega la Dra.Rita Raisman.

Un vínculo que crece

Cecilia Vera, Licenciada en Biotecnología y miembro del equipo de trabajo de la Dra. Rosana Chehin, comenzará a desarrollar su tesis en la Universidad de París del Este (UPEC). Es que, como ocurre en los principales países europeos, la Universidad Nacional de Tucumán, junto a la Universidad de París del Este, trabajarán en una cotutela, para que la biotecnóloga tucumana, pueda desarrollar sus trabajos de investigación en el estudio de las bases moleculares de la enfermedad de Alzheimer, y así, obtener el título de doctora de ambas instituciones.

“Es una excelente oportunidad, no solo para mi formación personal sino como contribución para el grupo de trabajo que integro, ya que servirá para fortalecer los vínculos con las universidades y centros de investigaciones en Francia”, cuenta entusiasmada. “En nuestro grupo nos especializamos en la biofísica de proteínas. Trabajamos con agregación de proteínas, que pueden ser, en algunos casos, las causales de enfermedades como el párkinson o el alzheimer”, relata Cecilia Vera.

En total, la estudiante trabajará a lo largo de tres años desarrollando su formación teórica y experimental en los laboratorios de la UPEC. Además, el CONICET financiará el trabajo en Argentina, mediante una beca doctoral.

Aunque es la primera vez que la UNT impulsa un programa de cotutela con la Universidad de Paris del Este, el Grupo de Biofísica de Proteínas del INSIBIO –- liderado por la Dra. Rosana Chehín, mantiene una estrecha relación con el equipo de trabajo de Biología Celular y Glicómica, que dirige la Dra. Ppapi-García de la universidad francesa. Tan es así, que en el trabajo de tesis doctoral de la Lic. Vera, las doctoras Chehín y Papi cubrirán los roles de directora y co-directora respectivamente.

La Doctora Papi-García, reconocida científica francesa, realizó parte de su carrera en Japón y recibió el año pasado el prestigioso premio France Alzheimer a su trayectoria, por sus importantes  descubrimientos en el área de las bases moleculares de la enfermedad de Alzheimer.

“Está muy difundido en el mundo entero, el concepto de que la investigación se hace mejor en colaboración entre equipos multidisciplinarios. Permite un acercamiento cultural y un intercambio entre equipos profesionales. En ciencias, nuestra obligación es hermanarnos en todo el mundo”, asegura Papi-García.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page