Entrega de subsidio para compra de microscopio - web

La UNT contará con un microscopio de última generación para la investigación molecular

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page

El Ministerio de Salud de la Nación entregó un subsidio para la compra del equipo por casi 3 millones de pesos. Único en el norte argentino.

El viceministro de Salud de la Nación, Gabriel Yedlin, hizo entrega hoy de un subsidio de casi 3 millones de pesos a la Universidad Nacional de Tucumán para la compra de un microscopio láser confocal destinado a la investigación y a la prestación de servicios vinculados a la salud.

El funcionario de la cartera nacional visitó a la rectora Alicia Bardón quien estuvo acompañada por la secretaria de Ciencia, Arte e Innovación Tecnológica, Rosana Cheín, y el secretario de Extensión Universitaria, Marcelo Mirkin.

Se trata del único microscopio de estas características que existirá en el norte argentino y su función no sólo permitirá la realización de trabajos de investigación científica, sino también será útil para la realización de servicios de salud a la comunidad.

“Esto ubica a la UNT en un nivel tecnológico y de equipamiento que era imprescindible para que nuestros docentes e investigadores puedan seguir prestando, con tecnología de punta, servicios a la comunidad y, a la vez, continuar con sus investigaciones”, destacó Bardón.

La rectora recordó, además, que este es el cuarto subsidio que el Ministerio de Salud de la Nación otorga a la UNT. “Hemos recibido un subsidio muy importante para la compra de equipamiento para nuestro Centro Odontológico; otro para la Acción Social de los Estudiantes y un tercero para realizar tareas en el Centro Universitario de Asistencia Psicológica. Estoy muy agradecida, en nombre de la UNT con el Ministerio de Salud y, particularmente, con la colaboración del ministro Manzur y el viceministro Yedlin, dos egresados de nuestra Casa”, ponderó.

A su vez, el funcionario nacional definió a la Universidad como el foco de conocimiento y desarrollo de la región. “Las universidades nacionales no son como las privadas. Tienen otro objetivo, otra razón de ser, otra deuda hacia la comunidad que la sostiene”, evaluó.

Rosana Cheín explicó que en el área de la investigación biomédica se necesita un esquema de cuatro patas y que la UNT tiene cubiertas tres de ellas. “Tenemos una muy buena Biología Molecular; la parte clínica a través de excelente contactos con los médicos y con las necesidades de los pacientes y bioterios con animales de experimentación. Nos faltaba la Biología Celular, pero no por falta de recursos humanos formados, sino por falta de equipamiento”, precisó.

La secretaria de Ciencia, Arte e Innovación Tecnológica explicó las microscopías se pueden dividir en ópticas y en electrónicas y que, el instrumento que se adquirirá es de tipo óptico. “Nos permitirá ver células vivas a nivel de lo que se llaman nanoscopios. Además es un equipo que, por el monto, nos permitirá ser parte del Sistema Integral de Microscopía y vamos a entrar en una red que nos permitirá seguir formando profesionales”, puntualizó.

Precisamente, la rectora añadió que la UNT actualmente está inserta en distintos sistemas nacionales. “Estamos en todo lo que es la parte físico-química, equipos de resonancia magnética nuclear; en el sistema nacional de espectrometría de masa. También en el sistema nacional de láser; en el de la base de datos y en el sistema nacional de microscopía con los electrónicos, pero no con los ópticos”, detalló.

Por último, la rectora recordó que el año pasado, el premio nobel de Química fue otorgado a los científicos estadounidenses Eric Betzig y William E. Moerner y el alemán Stefan W. Hell, por el desarrollo de un microscopio flourescente de alta resolución. La investigadora tucumanaFlorencia Gonzalez Lizárraga, quien está haciendo su doctorado en el INSIBIO, realizó un entrenamiento en esta técnica justamente con Stefan W. Hell.

El jurado del Nobel ha reconocido la destacada labor de este grupo de científicos en la creación de microscopios de alta resolución que utilizan moléculas fluorescentes, una técnica también conocida como “nanoscopia”. El avance ha permitido el desarrollo más preciso y extenso de investigaciones sobre Parkinson y Alzheimer. El método permite un estudio de “moléculas individuales dentro de células vivas”, algo imposible hasta la creación de este tipo de microscopio.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page