rosana madrid y su equipo para web

Investigadores tucumanos desarrollan tecnología que permitirá fabricar chips para el diagnóstico de enfermedades

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page

Similar a los chips empleados en los test de embarazos, la nueva tecnología será de fabricación local, más económica y el dispositivo permitirá un diagnóstico más rápido. Su uso podría extenderse también a la industria.

Investigadores tucumanos del Laboratorio de Medios e Interfaces del Departamento de Bioingeniería de la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnología (FACET) de la UNT, INSIBIO-CONICET avanzan en el diseño de un mecanismo para la fabricación de chips microfluídicos por medio de un sistema óptico. Los chips microfluídicos son dispositivos que pueden ser empleados para la realización de diagnósticos en diferentes aplicaciones biomédicas, ambientales e industriales.

El sistema que desarrollan los investigadores tucumanos utiliza una tecnología similar a los chips del test de embarazo, sólo que el mecanismo empleado para producirlo es totalmente innovador en Argentina y será fabricado en nuestra Provincia. Se trata de una tecnología similar a una impresora que dibuja chips microfluídicos por medio de un sistema óptico. La ventaja de la tecnología microfluídica es que usa poca cantidad de muestra y de reactivos y además los tiempos de respuesta son más cortos. En particular para este caso, se fabricarán chips microfluídicos en papel, pero la tecnología podrá ser aplicada en otro tipo de material

La investigación es dirigida por la ingeniera Electrónica y doctora en Bioingeniería, Rossana Madrid, y tiene como meta fabricar el mecanismo que produce los chips y biosensores de papel. “La idea surge a partir de la tesis de doctorado de Paula Nanni, que yo dirijo. Ella quería fabricar chips de papel para la detección del Chagas. Pero luego nos topamos con la limitación de que no teníamos cómo fabricar el chip y ahí surgió la necesidad de crear la tecnología para su construcción, que funciona similar a una impresora”, detalló la investigadora.

Integran el equipo de investigación junto a Madrid y Nanni, Luciano Sappia Carmelo Felice, quien dirige el Laboratorio de Medios e Interfases de la FACET, junto a Laciar Leber del Departamento de Ingeniería de la Universidad Nacional de San Juan.

Madrid explicó que se encuentran en la etapa de “prueba de conceptos” para comprobar si el mecanismo funciona bien y hasta el momento van obteniendo resultados satisfactorios. “Estamos construyendo el aparato para fabricar el chip. Estimamos dimensiones del chip de entre 2 por 2 centímetros. El mecanismo de fabricación es un sistema de posicionamiento dos D, tiene un cabezal óptico que dibuja sobre el papel canales para la circulación de fluido a nivel micrométrico”, sintetiza la ingeniera.

Entre los múltiples usos que tendrán los chips fabricados con esta nueva tecnología, está la fabricación de biosensores para detectar glucosa, colesterol, etc. en el ámbito biomédico, y en el ámbito industrial, puede usarse en fermentadores para la detección de glucosa o de enfermedades en plantas.

“El objetivo de esta tecnología es permitir la fabricación de los chips de forma más sencilla, económica y automática. Existen en el mundo chips microfluídicos de diferentes tipos, pero las tecnologías empleadas para su fabricación son diferentes a la que se desarrollan en nuestro proyecto”, resumió Madrid. El equipo de investigación busca diseñar el prototipo en la Universidad de Tucumán y luego transerir la tecnología para que una empresa privada o spin off universitaria los fabrique y comercialice.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page