FOTO FACEBOOK ARQUIITECTURA

Estudiantes de arquitectura ganaron un premio en un concurso internacional

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page

Propusieron intervenir la “Ciudad heroica” de Tacna (Perú) para modernizarla e integrarla, algo que también necesitaría San Miguel de Tucumán, según reflexionaron.
Una ciudad desordenada. El tránsito, bastante caótico. Sectores aislados y poco aprovechados. Equipamiento urbano insuficiente. Parte del patrimonio arquitectónico desvalorizado. Pocos espacios de aprovechamiento para el peatón. Esas fueron las primeras imágenes que se les pegaron en la retina a 10 estudiantes del último año de Arquitectura y Urbanismo de la UNT. Pensaron que no estaban tan lejos de la realidad que viven a diario en Tucumán. Solo que esta vez tenían que planear objetivamente una idea para transformar ese entorno. Estaban en Tacna, la ciudad más meridional de Perú y la más cercana a la frontera con Chile.

Después de 48 horas encerrados, debatiendo ideas y dibujando planos a mano alzada, dieron a luz un proyecto que les valió el primer premio en un concurso internacional y que -de llevarse adelante- promete cambiarle la cara a esta urbe peruana.

La invitación a participar del certamen llegó en octubre a la UNT. La Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UPT, Tacna (Perú), fue la que solicitó que participaran estudiantes del quinto nivel (prontos a recibirse) para presentar un proyecto sobre un corredor céntrico que tiene la localidad peruana. Invitaron a alumnos de cinco países: además de Argentina, participaron de Colombia, Bolivia, Perú y Chile. Cada país tuvo dos días para idear un plan.

En la UNT decidieron armar un equipo coordinado por el arquitecto Rafael Caminos e integrado por los alumnos: Alejandrina Agüero Eleas, Juan Franco Cuadra Topa, Florencia Salazar Iramain, Javiera Mamaní Curubeto, Ezequiel Bardavid, Karina San Román Tefaha, Selene Moreno, José Rubén Juárez, Araceli Rosas y Anabella Piñeiro.

La experiencia para los estudiantes tucumanos comenzó mucho antes de llegar a Tacna. Viajaron en colectivo 3.200 kilómetros (más de 70 horas entre ida y vuelta). Pasaron primero por Chile (Calama y Arica) y finalmente llegaron a la “Ciudad Heroica”, como es reconocida Tacna en Latinoamérica. Precisamente ese recorrido y el hecho de haber arribado un día antes del comienzo del Workshop les permitió a los estudiantes empaparse de las cuestiones históricas y urbanísticas de la ciudad. Tacna, que fue declarada “ciudad heroica” por el Congreso en 1821, permaneció 50 años ocupada por Chile tras el conflicto que enfrentó a ese país con Perú y Bolivia entre 1879 y 1883 en la “Guerra del Pacífico”.

Mérito

El mérito de los estudiantes tucumanos fue sugerir una conexión general de la urbe y no centrarse solamente en el corredor principal del centro. La propuesta que hicieron, llamada “Hilando Tacna”, sugiere hacer una intervención a escala ciudad para transformarla, integrando los sectores más reducidos. “La idea es incorporar ejes transversales que vinculen el corredor principal, que es una avenida, con los principales elementos urbanos de la localidad”, explicaron.

Asimismo, pensaron en darle una escala humana a la metrópolis, otorgando más prioridad al peatón que al vehículo y poniendo elementos (equipamiento, iluminación y arbolado) que hagan que el ciudadano disfrute más de su localidad.

“Una de las consignas que nos sorprendió fue que debíamos hacer los planos a mano, como en las viejas épocas. ¡Nada de computadoras! Fue todo un desafío”, comentaron.

“También pesamos en que este proyecto pueda generar una política pública, que pueda involucrar a cooperativas de trabajo y así sumar empleo para la gente del lugar”, añadieron.

De vuelta de esta experiencia, los estudiantes reflexionaron mucho sobre San Miguel de Tucumán y las debilidades que nuestra capital comparte con Tacna. “La nuestra es una ciudad muy pensada en el Casco Histórico, pero que tiene muchas otras potencialidades desaprovechadas”, remarcaron.

Los estudiantes coincidieron en que aquí se necesitan más peatonales, más integración entre los distintos espacios de la ciudad y más lugares que hagan sentir mejor a los tucumanos. Es lo que les pasa a muchas ciudades de la región, comentaron. Es por eso que ya tienen en mente -junto a otros estudiantes- armar un grupo de arquitectura latinoamericana, así entre todos puedan sumar ideas que mejoren la vida en las ciudades.

Historia singular

La historia de Tacna es muy singular. Fue fundada oficialmente el 25 de junio de 1855. Pero los habitantes casi no recuerdan como importante esa fecha. Sí celebran el Día de la Defensa Nacional, en homenaje a la reincorporación de la ciudad al territorio peruano después de haber estado medio siglo ocupada y administrada por Chile.

Cuando acabó la Guerra del Pacífico, el Tratado de Ancón del 20 de octubre de 1883 estipulaba que 10 años después de su firma debía realizarse un plebiscito en Tacna y Arica para que ambas provincias decidiesen si se reintegraban al Perú o se quedaban con Chile. Pero el gobierno chileno se negaba a devolver estas dos ciudades. Finalmente Tacna fue devuelta en parte el 1 de septiembre de 1925 y el resto el 28 de agosto de 1929. En las últimas décadas la ciudad ha experimentado un fuerte crecimiento demográfico (tiene más de 320.000 habitantes) por el constante ingreso de inmigrantes chilenos y bolivianos.

Fuente: La Gaceta

Foto: Facebook Facultad de Arquitectura UNT

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page