web3

Registraron un petroglifo de más de 2.000 años hallado en Amaicha

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page

La presentación estuvo encabezada por el presidente del Ente Cultural de Tucumán, Mauricio Guzmán; la decana de la Facultad de Artes, Estela Noli y el cacique de la Comunidad Indígena de Amaicha, Lalo Nieva.

Esta mañana la Comunidad Indígena de Amaicha del Valle realizó el registro de un petroglifo con más de dos mil años de antigüedad y que presenta motivos de alto valor identitario y con el objetivo de resguardar el patrimonio ancestral indígena. La presentación se realizó a partir de los informes de asistencia técnica realizados por un equipo de profesionales de la Facultad de Artes.

Por medio de diapositivas, la licenciada Norma Juárez fue explicando los pasos que se realizaron para poder hacer efectivo el registro del petroglifo.

La presentación estuvo encabezada por el presidente del Ente Cultural de Tucumán, Mauricio Guzmán; la decana de la Facultad de Artes, Estela Noli y el cacique de la Comunidad Indígena de Amaicha, Lalo Nieva.

La decana de Artes manifestó estar emocionada ya que, según explicó, puede hacerse una doble lectura sobre la importancia del aporte de esa unidad académica en la preservación del patrimonio cultural.

“La primera dimensión, de larga duración, está relacionada con mi especialidad de estudio que es la historia étnica y se trata de la larga resistencia de los caciques de Amaicha para mantener el derecho sobre los bienes de su comunidad”, subrayó.

En tal sentido, la decana recordó que los petroglifos fueron, por mucho tiempo, motivo de saqueo colonial. “Sabemos que las mejores colecciones santamarianas, por ejemplo, están en museos de Berlín u otros lugares del mundo, o en centros hegemónicos en el país”, refirió.

El segundo aspecto que marcó como importante la decana, está relacionado a la historia institucional. “Cuando me postulé para la gestión planteé que íbamos a hacer mucho hincapié en que la Facultad sirva de factor de resiliencia social. La resiliencia es justamente esto: apoyar a las comunidades, trabajar con lo que ellos necesitan. Porque esto apuntala a la población de edad activa para quedarse en el territorio, para que los territorios ancestrales no pierdan a sus jóvenes. Esto es una pequeña muestra de lo que puede hacer la Facultad de Artes en contacto con la sociedad”, aseveró.

En tanto Guzmán destacó el compromiso del Ente Cultural con la comunidad. “Esto es porque nos interesa la posibilidad de unir la cosmovisión del pueblo indígena y la ciencia para conocer más de esos 13 mil años de historia que cada pieza tiene por detrás”, manifestó.

A su vez, el cacique Nieva ponderó el trabajo de los arqueólogos y antropólogos que trabajaron más de ocho años en la zona. “Entre las imágenes que observamos, podemos ver una deidad espiritual, que es un chiqui que va de la mano con un zorro. La mitad del zorro hacia la cola es una serpiente. Son tres deidades que están presentes”, describió.

Nieva subrayó que la historia que construyeron fue oral, a través de los cuentos y relatos que les transmitían los abuelos. “Lo que buscamos es conservar esa sabiduría para las generaciones futuras. Buscamos trabajar en forma conjunta para ver cómo cuidamos un patrimonio riquísimo de Tucumán y podamos conservarlo y tener la habilidad para transmitirlo a las generaciones que vienen”, evaluó.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedInDigg thisShare on RedditFlattr the authorBuffer this pageShare on StumbleUponEmail this to someonePrint this page